EL COMERCIO ENTRE LA UNIÓN EUROPEA Y JAPÓN

 

Con 126 millones de habitantes y un PIB per cápita de 38.000 dólares, Japón es uno de los grandes mercados internacionales donde ir a vender. En el capítulo agroalimentario, a pesar de que Japón es uno de los países con una mayor densidad de población y uno de los países con más limitaciones en cuanto el número de tierras disponibles, tiene una tasa de autosuficiencia alimentaria muy elevada, cerca del 50%. Se trata de un mercado muy singular, muy intervenido, pero que, debido a su importancia absoluta, hace que la economía nipona esté entre los cinco primeros socios comerciales de la Unión Europea en el sector agrícola. Después de dos años, donde las exportaciones de la UE en Japón se han incrementado ligeramente, el balance comercial bilateral se ha estabilizado, aunque con un déficit de 5 millones de euros.

EEUU es el primer proveedor de productos agroalimentarios en Japón, y representa más de una cuarta parte de las importaciones japonesas, y la UE28 es el segundo gran mercado con una cuota cercana al 16%. Dentro del capítulo de importaciones agrícolas desde Europa, las frutas y hortalizas representan el 11% del total, seguido de los cereales (con exclusión evidente del trigo y del arroz) con un 8%, la carne de cerdo un 7% y el tabaco 6%. En todas las categorías la tendencia es a la baja, menos en el porcino lo que supone una gran oportunidad latente para el sector porcino en nuestra casa, el gran motor de nuestras exportaciones.

Por parte de Japón, la economía nipona exporta, sobre todo, productos elaborados, dulces, salsas, sopas y otros que representan hasta un 10% de las ventas agroalimentarias en los mercados internacionales. Los principales destinos son Taiwán (20%), Hong Kong (17%) y EEUU (15%).

Durante los últimos tres años, las importaciones se han estabilizado poco a poco con un ligero descenso en 2013 y una recuperación moderada en 2014. Sin embargo, los valores de exportación alcanzaron su punto más alto el ejercicio 2014 con 53.000 millones de euros. Esto hace de Japón una de las 5 primeros destinos de productos agroalimentarios de la Unión Europea.

Desde la perspectiva europea, y también doméstica, Japón es un gran mercado de venta para la carne de cerdo que ya representa el 31% del total de todo lo que la UE exporta. En 2014, se consiguieron los mayores aumentos en las exportaciones a Japón en la carne de cerdo, principalmente. Otras categorías que también han subido son los alimentos para mascotas, tabaco en rama y también aceite de oliva. En general, los volúmenes de exportación aumentaron junto con los valores, lo que implica la creación de comercio real, una oportunidad latente a tener en cuenta.

 

 

Artículo publicado en La Drecera 158 . Julio - Agosto 2016

Revista d ela Patronal Agraria de Cataluña

Economía