EL INSTITUTO AGRÍCOLA,

miembro asociado de la Confederación Europea de Propietarios Forestales (CEPF)

 

 

De acuerdo con los Tratados de la Unión Europea la política forestal es una competencia que es potestativa de cada Estado o región de la Unión. Basándonos en esta realidad legislativa, la voluntad de participación en los procesos legislativos que afectan a nuestras fincas forestales nos llevaría a centrar nuestros esfuerzos sobre el Parlamento de Cataluña y el Estado.

La realidad práctica nos indica algo paradójicamente diferente. El 80% de la normativa que afecta a nuestras fincas forestales proviene directamente del Parlamento Europeo. No siempre se trata de legislación forestal, pero afecta de forma directa y, a veces capital, las posibilidades de gestión.

La Red Natura 2000, las Directivas de Aves y Hábitats o la Directiva Marco del Agua son ejemplos evidentes de cómo una legislación no estrictamente forestal generan afectaciones. No parece, sin embargo, que tengamos conciencia de que la Directiva Europea de Energías Renovables, el Cambio Indirecto del uso de la Tierra -ILUC en su acrónimo en inglés-, la Regulación Europea de especies invasivas, la Economía Circular, las Estrategias Bioeconòmicas o la Estrategia de la Biodiversidad de la UE 2020 pueden afectar, positiva o negativamente, con mayor medida las posibilidades de gestión de las fincas forestales.

Ante esta perspectiva, el Instituto Agrícola decidió que quería ser partícipe de este proceso de decisión. Inicialmente se planteó participar a través de las organizaciones estatales de propietarios forestales, pero desgraciadamente, después de numerosos intentos por contactar, el resultado fue infructuoso. Su inactividad, y el interés y planteamiento firme de participación del Instituto Agrícola en los foros decisorios europeos, supuso que el Instituto pidiera el ingreso en la Confederación Europea de Propietarios Forestales CEPF como miembro asociado. www.cpf-eu.org.

 

LA VOZ DE LOS PROPIETARIOS FORESTALES EUROPEOS

 

El CEPF, con sede en la Casa Forestal Europea en Bruselas, es la asociación que hace de paraguas en las diferentes organizaciones nacionales de propietarios forestales de Europa. Tiene como objetivo promocionar los valores de la Gestión Forestal Sostenible (GFS), los de la propiedad privada forestal y la viabilidad económica de la explotación forestal. El 60% de la superficie forestal europea son fincas mantenidas y gestionadas por propietarios forestales. Y, en este caso, el CEPF es la voz que defiende los intereses de aproximadamente 16 millones de propietarios.

El 1 de junio de este año, el Presidente del Instituto Agrícola, Baldiri Ros, y el socio vocal de la Junta Directiva, Marc C. de Sobregrau, participaron en la Asamblea anual del CEPF que se llevó a cabo en Paris. La jornada se dividió en tres bloques. Durante la mañana se realizaron grupos de trabajo para exponer los diferentes posicionamientos de las organizaciones y acordar un único discurso unitario. Posteriormente la sesión de la tarde se dividió con la Asamblea General propiamente, donde se resumió la actividad del último año del CEPF, se expusieron las líneas de trabajo para el próximo año y se acordó la incorporación como miembro asociado de la Instituto Agrícola. En el último bloque, y seguramente por poco habitual, muy interesante, contó con la presencia de los agregados o consejeros de Agricultura de las Embajadas de los diferentes países. Los invitados presentaron el posicionamiento respecto el sector forestal y los diferentes miembros del CEPF les hicieron allí patente el posicionamiento de la Confederación respecto decisiones futuras que la UE, y los diferentes Estados, deberán tomar y que tendrán afectación sobre nuestras propiedades forestales.

Durante este poco tiempo de pertenencia al CEPF hemos podido observar el funcionamiento de la misma. Hemos sido partícipes de la respuesta enérgica del CEPF, junto con otras organizaciones de carácter Europeo, al Comisario europeo de Medio Ambiente Karmenu Vella, que en el marco de la conferencia "Más allá de la madera - los múltiples servicios provistos por el bosque Europeo", manifestó un absoluto desconocimiento de cómo se gestionan los bosques en Europa, acusando a la propiedad, privada o pública, de buscar únicamente el rendimiento económico de la explotación forestal sin considerar parámetro ni de Gestión forestal Sostenible ni los servicios que el nuestros bosques generan en la sociedad.

Igualmente, hace pocos días, recibíamos el posicionamiento público del CEPF respecto la inclusión del LULUCF (Uso de la tierra, cambio del uso de la tierra y silvicultura) en el Marco del Clima y Energía de la UE para el 2030, donde se indicaba la necesidad de la GFS frente planteamientos de no gestión o de evolución natural de las masas y la valoración de la función que llevan nuestros bosques como sumidero de carbono.

Es evidente que la participación activa en instituciones de tipo europeo exigirá al Instituto Agrícola, y las personas que lo representan, un esfuerzo. Pero intentar participar en los procesos de decisión que afectarán nuestras propiedades forestales bien que se lo merece.

 

Marc C. de Sobregrau es el cuarto empezando por la derecha y a continuación, Baldiri Ros.

 

 

Enlace al discurso del Comisario Vella:

https://ec.europa.eu/commission/2014-2019/vella/announcements/conference-beyond-wood-multiple-services-provided-europes-forests_en

 

 

 

Artículo publicado en La Drecera 158. Julio - Agosto 2016

Revista de la Patronal Agraria de Catalunya