La Fiesta de “Sant Isidre” en las “Terres de Lleida”


El pasado 15 de abril el Institut Agrícola, bajo el patronazgo de Sant Isidre, celebró el Centenario del Congreso de la Federación Agrícola Catalana-Balear realizado en Tàrrega en 2010.

Fue un sábado intenso desde la primera hora. Acompañados por el presidente de la Asociación de Amigos del Árbol de Tàrrega, Jaume Aligué, un buen número de miembros del Institut
Agrícola pudieron conocer el Parque Forestal Urbano de Sant Eloi.

Posteriormente, la comitiva se trasladó a la finca Castell del Remei, municipio de las Penelles y, como ya lo hizo hace cien años, asistió a Misa y una comida.

Al finalizar, acompañados por su actual propietario y socio, Manuel Cusiné, se visitaron detalladamente, bodegas, planta elaboradora, embotelladora y tienda.

A última hora de la tarde el Presidente del Institut, Baldiri Ros, con diferentes miembros de la ejecutiva asistieron a la inauguración de la restauración de la centenaria "Font del Congrés" en la sierra de Sant Eloi, acompañados con la presencia del Presidente de la Diputación de Lleida, el Alcade de Tàrrega y otras personalidades de la administración pública, la empresa privada, entidades financieras y de ahorro.

Baldiri Ros participó con un parlamento que a continuación reproducimos:

Joaquín Costa y otros regeneracionistas agrarios de 1986, inspiraron la creación de las Federaciones Agrícolas en España. Dentro de este corriente estatal, socios del Institut Agrícol, como Carlos de Camps y de Casanova, Rafael de Puig i Valls, Ignasi Girona Vilanova o Jaume Maspons i Camarasa, ayudaron a constituir, el 15 de abril de 1889, la Federación Agrícola Catalana-Balear, incardinada en la Confederación Española de Federaciones Agrícolas.

Esta estructura organizativa, netamente civil y eminentemente técnica, supo dinamizar constructivamente la actividad agraria en muchos territorios durante todo el primer tercio del siglo XX. Los miembros asociados a la Federación Catalana-Balear se reunían una vez al mes, generalmente el primer martes, en la sede del Instituto Agrícola, donde había una sala adecuada a las necesidades. Estatutariamente, todo el mundo tenía voz pero nadie tenía voto. Si había discrepancias y apasionamientos, se acordaba dejarlo, esparcir la niebla y dormir en casa. Al más siguiente, si venía al caso, se volvía a buscar la avenencia de intereses y la solución.

Además de estas reuniones mensuales, la Federación Catalana-Balear organizaba un Congreso anual con tres o cuatro temas generales y con ponentes cualificados. Aprobaban los temas durante el Congreso y se publicaba un libro por los congresistas asistentes y para aquellos socios que el desearan comprar.

La Federación Catalana-Balear celebró su primer Congreso en Sant Sadurní d'Anoia, seguido de congresos en Reus, Lleida, Figueres, Palma, Manresa, El Vendrell, Cervera, Olot, Manacor, Vic, Tarragona, Tàrrega, Girona, Ibiza , Igualada, Tortosa, Balaguer, etc.

Hoy nos llena de orgullo y también de ilusión  que, del Ayuntamiento de Tàrrega y la Asociación de Amigos del Árbol - una entidad que es pequeña y valiosa joya - hayan querido celebrar tan galanamente este 100 Aniversario y que, además, nos haya invitado a disfrutar de la restauración de esta emblemática y querida fuente del Congreso en Sant Eloi. Esto quiere decir que Tàrrega tiene memoria y que, además, ama su historia. Ha sido el primer municipio de Cataluña y Baleares en celebrarlo.

Hoy el Institut Agrícola sigue a su entera disposición y servicio, tal y como lo hicieron aquellos primeros socios de Tàrrega y, como no, también los de la comarca, en 1853. Eran la generación de los abuelos de quienes organizaron este Congreso: Francesc Castellana, Vicenç Sobies, Mariano Feijoo, Antonio Roger de Llúria o Joaquim de Pedrolo, Josep Segarra Tafalla y Josep Companys y Griñó del Tarròs; Manel Ferrer de Tornabous, en Lleonart Ferrer y Francisco Gassol del Talladell; Ramon Mestres de Agramunt que, a su manera y en ese tiempo, también ayudaron a que hoy, Tàrrega, sea una gran ciudad.


Publicamos a continuación el escrito del Alcalde de Tàrrega Ilmo. Sr. Juan Amezaga

Conmemorar el centenario de la Fuente del Congreso, en el Parque de Sant Eloi, es mucho más que una efeméride. Para la ciudad de Tàrrega significa rememorar el empuje de la Tàrrega de principios de siglo XX, una energía que todavía caracteriza la capital del Urgell. Eran entonces los tiempos del regeneracionismo y, reciente la concesión del título de ciudad a Tàrrega, que imbuido de espíritu emprendedor los Tàrrega y targarina.

Desde el año 1908 que la Liga Catalanista del Urgell y la Segarra insinuaba de monte La sierra de san Eloy, entonces una colina más de la partida del Muere que sólo destacaba por la presencia de la ermita desde hacía siglos . Sabemos también de una comisión ciudadana presidida por Joan Gómez, quien envía una carta al Ayuntamiento invitando a la Corporación a hacer la primera plantación de árboles (7/gener/1910). Meses después, en mayo, se celebró en Tàrrega el XIII Congreso Agrícola Catalano-Balear, donde implicarse toda la ciudad y en el que se presentó el proyecto de convertir el cerro en un bosque. Y se inauguró la primera obra ornamental en este lugar: La Fuente del Congreso, testimonio de dicho evento.

Tres años después, en 1913, se fundó la Asociación de Amigos del Árbol. El Parque de Sant Eloi se convirtió a partir de entonces un jardín novecentista, ejemplo maravilloso de un afán ecologista adelantado a su época, que se ha mantenido con carácter como un símbolo de Tàrrega y su gente hasta la actualidad. Precediendo el homenaje que se tributará a los Amigos del Árbol dentro de tres años, agradecer a esta entidad y en el Instituto Agrícola de San Isidro su labor. Y en este 2010, celebramos juntos con alegría la restauración de la Fuente del Congreso, el punto de partida de una iniciativa apasionante que tiene todavía delante un brillante horizonte.

ARTICULO PUBLICADO EN LA DRECERA. núm. 121. Mayo - Junio 2010
Informativo Agrario del Institut Agrícola.

Editoriales anteriores