¡PATAS ARRIBA!



Todos saben que cuando hay que "hacer limpieza" la mejor manera de pasar el mocho es con las sillas patas arriba. Lo mejor de esto es que mientras se hace la limpieza, nadie puede sentarse cómodamente. Ahora se trata de eso.

Por respeto a nuestra sociedad y ciudadanía, por haber confundido lobos y ovejas, ahora nos toca cultivar y profundizar los valores y virtudes personales y colectivas.

Todo se puede cuestionar, pero cada quien debe hacer el trabajo que sabe y que le toque con máxima integridad. A veces nos perdemos por hablar demasiado, por opinar demasiado, y olvidamos las propias responsabilidades que juntas forman la responsabilidad colectiva de un país.

Cuanto más tiempo perdemos, peor lo pasaremos. Las asociaciones civiles tienen un papel clave y decisivo en la evolución social que necesitamos en medio de esta crisis de inmoralidad económica y política.

A veces también conviene que las editoriales sean cortas. Piense en ello.



Editorial La Drecera 117. Septimbre – Octubre 2009

Editoriales anteriores: