Una reforma macroeconómica de la PAC

 

Hace unos días tuvimos ocasión de asistir a la jornada "la nueva PAC" que tuvo lugar en el marco de la Feria de Lleida y donde los ponentes "europeos" habituales de esta temática (Ricard Ramon por parte de la Comisión Europea y  Albert Massot por parte del Parlamento) nos pusieron al día de la evolución del proceso. A pesar de la falta de novedades relevantes, más allá de aproximaciones técnicas, el debate fue esclarecedor en relación a los motivos que parecen impulsar el proceso.

 

Vaya por delante, que no apreciamos grandes cambios en los planteamientos iniciales de la Comisión. A día de hoy queda todo por decidir todavía y, como se preveía, el principal punto de discusión será el presupuestario. Todo lo demás, se condicionará en relación a este hecho.

 

El Parlamento Europeo ha decidido condicionar el debate de la reforma de la PAC. No se avanzará más en la definición de la nueva PAC hasta que no se conozca con exactitud el presupuesto final (en términos absolutos) que tendrá la misma. Este mes de noviembre será el verdadero momento clave para saber si la reforma de la PAC entrará en vigor y en plazo.

 

Un presupuesto insuficiente, o un retraso en la aprobación del presupuesto de la Unión Europea, condicionaría notablemente las medidas que finalmente se aprobarían, y haría del todo necesario un replanteamiento a fondo de muchas de las medidas actuales, a fin de ajustarse la financiación prevista.

 

A día de hoy tenemos un calendario oficial y un calendario "oficioso". Nada peor para hacer inversiones. La indecisión, la falta de concreción, y la variabilidad legislativa afectan a la viabilidad económica de las empresas agropecuarias europeas. Esta se convierte en la principal causa de inseguridad jurídica y desencanto profesional.

 

Puntos esenciales del calendario:

 

  • Hay que alcanzar, dentro del 2012, un acuerdo presupuestario. Actualmente las posiciones del Parlamento Europeo y de la Comisión se mantienen alejadas.
  • El Parlamento ha iniciado los debates de las casi 7.500 enmiendas presentadas que se vinculan al 40% del presupuesto de la UE. No se alcanzará un acuerdo final sin saber el dinero disponible.
  • Para cumplir el calendario previsto, y suponiendo que se llegara a un acuerdo presupuestario, el Parlamento Europeo tiene muy difícil encajar en la fase de adopción legislativa, los trámites de segunda lectura del Parlamento Europeo, tramitarlo al Consejo de Europa y realizar la conciliación en el plazo previsto. Con todo, ya se ha visto otras veces.
  • A mediados de 2014 tenemos elecciones al Parlamento Europeo, lo que puede alterar las mayorías y consensos que se hayan podido llegar.
  • Si la reforma no entrará en vigor en los plazos previstos, habrá que aplicar una "prórroga del sistema actual" (implica tener que hacer muchos actos legislativos para su aplicación, pero también implicaría su eventual revalorización de un 2% (IPC) al presupuesto.
  • Un eventual retraso de la entrada en vigor de la nueva PAC, podría coincidir en el tiempo con las reformas de algunas políticas sectoriales relevantes (derechos de viña y de leche por ejemplo).

 

 

Últimos posicionamientos en relación al marco financiero plurianual 2014-2020

 

  • Los ministros de Agricultura de Alemania y Francia se posicionaron el 9 de Octubre pasado a favor de la propuesta de la Comisión Europea de "mantener el presupuesto agrícola de la UE en el nivel nominal del año 2013 durante el período 2.014 -2020 ". Esto se traduciría en un recorte del 12% en términos reales (no se actualiza con el IPC). Adicionalmente rechazan las propuestas orientadas reducir los recursos del primer pilar (pagos directos y apoyo a mercados.
  • Hay que recordar, sin embargo, que el Parlamento Europeo se ha posicionado varias veces reclamando una PAC "fuerte", y actualmente intenta recuperar los fondos del presupuesto de la UE para 2013 que la Comisión propuso y los Estados miembros eliminaron (137.900 millones de euros).
  • Adicionalmente, el pasado 11 de Octubre, la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo votó un proyecto de resolución sobre el marco financiero 2014-2020 de la UE donde se indica que "los importes asignados a la PAC en el ejercicio 2013 deberán de, al menos, mantenerse en el próximo período de programación ". Ambos textos, serán votados por el Parlamento en sesión plenaria el día 23 de Octubre.
  • Francia también ha hecho una declaración común con el Estado Español indicando que los fondos propuestos por la PAC son un "mínimo absoluto" y se posicionan a defender los fondos de la PAC en el presupuesto europeo.
  • Conviene indicar que estos posicionamientos suceden después de que el Comisario Europeo de Agricultura Dacian Ciolos, indicara un posible acuerdo de los 27 para la reducción del presupuesto de la PAC, donde el segundo pilar (Desarrollo Rural) sería el más perjudicado.
  • Convendrá pues seguir de cerca los debates este mes de noviembre, ya que es posible, que en el supuesto de que los jefes de Estado y de Gobierno decidieran una reducción del presupuesto europeo para el 2014-2020, incluida la PAC, Alemania y Francia podrían entonces reclamar la posibilidad de transferir los créditos necesarios del segundo pilar al primero. En este caso, la reforma de la PAC iniciaría una nueva fase de debates y habría que decidir "de dónde se recorta el segundo pilar y qué se prioriza". Cabe recordar que el déficit estimado en el presupuesto 2012 para el desarrollo rural puede ser cercano a los 1.000 millones de euros según la Comisión.
  • Singularmente, y en posicionamiento contrario tenemos el Reino Unido que ya ha anunciado (el pasado 7 de Octubre) su intención de bloquear el presupuesto de la UE, ya que no aceptan ningún aumento en el marco de las negociaciones sobre el marco financiero 2014 -2020. Este punto está previsto en el orden del día de una cumbre europea extraordinaria prevista para los próximos días 22 y 23 en Bruselas.

 

 

Algunas claves macroeconómicas en relación a la propuesta de la Comisión Europea

 

  • Los estudios y previsiones de Europa apuntan a que los precios de los elementos que configuran los COSTES de producción seguirán siendo MUY ALTOS.
  • En un contexto de precios altos, las incidencias que limiten la oferta en los mercados podrían tener efectos devastadores sobre los márgenes comerciales, que difícilmente la intervención de mercado podría paliar.
  • La Comisión da singular relevancia a las predicciones de los modelos de cambio climático en Europa, que auguran bajadas de producción en el sur de Europa parcialmente compensadas con incrementos en el norte acompañados de una alto siniestrabilidad.
  • La elasticidad PRECIO-COSTE no está ya tan ligada a la demanda (ej: más ligada a la evolución del petróleo). La Comisión Europea concluye que la intervención de mercado ya no es efectiva, ya que no alcanza el incremento de renta esperado.
  • Los acuerdos Europeos en la Organización Mundial del Comercio (OMC), por un mayor acceso de los mercados europeos, no hacen prever a la Comisión Europea un desabastecimiento de los mercados, fruto de la disminución de la oferta europea pero sí un marcado encarecimiento de los productos que se negocien.
  • La Comisión mantiene la voluntad de evitar una PAC inflacionaria, a pesar de la apuesta por modificar las normas de la competencia.
  • Uno de los principales beneficiarios de las compras de intervención en el sector cárnico ha sido en los últimos años los países del Este y Rusia. Actualmente, Rusia, Ucrania y Kazajstán ya han hecho pública la voluntad de aprovechar su potencial cerealístico y convertirse en autosuficientes en la producción de carne en el año 2020. Esperan exportar para este año un promedio de 400.00 toneladas de aves, y 200.000 toneladas de carne de cerdo. El presupuesto del plan agrícola ruso 2013-2020 está dotado con un presupuesto de 39.000 millones de euros.
  • Las limitaciones acordadas en la OMC en relación a la subvención de las producciones, restituciones a la importación, y la relevancia del capítulo medioambiental suponen también una limitación para la Comisión Europea a la hora de apostar por la producción.En este punto, la definición de una nueva Farm-Bill americana, y el papel de China en los mercados internacionales debería ser una fuerte advertencia en relación a lo que debería aspirar la agricultura y ganadería europea.
  • El porcentaje de población europea vinculada a la agricultura disminuye (concentración), particularmente en los países del centro de Europa.

 

 

Algunas Derivadas macroeconómicas a la PAC

 

  • La incapacidad de los instrumentos europeos de incidir sobre los costes de producción (particularmente la energía), a un coste asumible para el presupuesto de la PAC.
  • Con una intervención de mercado que ya no es efectiva, la Comisión obliga a focalizar la PAC hacia instrumentos de RENTA (no se quiere actuar ni sobre el COSTE ni sobre el PRECIO).
  • Implica una redefinición de los instrumentos de mercado (redes de seguridad) a través de la mejora en la OCM Única, se establece la reserva para crisis.
  • Una previsión de PRECIOS ALTOS DE LOS ELEMENTOS QUE CONFIGURAN LOS COSTES implica tener que realizar un ANÁLISIS DE VIABILIDAD DE LOS SECTORES PRODUCTIVOS ACTUALES. El análisis, necesariamente tendrá en cuenta la facilidad de acceso a los mercados europeos, los productos de países terceros, dado que es un elemento primordial de la oferta, la configuración del precio final y al final la determinación del margen y la viabilidad.
  • La Comisión ya nos indica que la agricultura tendrá un papel central en el próximo decenio. Aspecto que la FAO y la OMS corroboran.

 

 

Las "apuestas" de la Comisión a la nueva PAC

 

  • La Comisión Europea mantiene que para el caso de la ganadería intensiva europea, y teniendo en cuenta el análisis de viabilidad, sólo continuará la que sea capaz de reducir los costes y mantener márgenes, aspecto que la Comisión relaciona directamente con la capacidad de las explotaciones para autoabastecerse de los inputs básicos para la producción. La Comisión plantea, pues, un cambio de modelo hacia un sistema fundado sobre costes bajos que hoy por hoy identifica más cercano a la ganadería extensiva.
  • La Comisión Europea apuesta por el "Greening", los llamados "circuitos cortos de comercialización", y una homogeneización progresiva del pago base en toda Europa. La apuesta por la "diversidad" es entendida por la Comisión como un mecanismo de ahorro de costes a medio-largo plazo, lo que todavía queda por contrastar. Hacia el establecimiento de un Pago Verde Obligatorio (inicialmente propuesto en el 30%), este equivale en realidad a subsidiar producciones de una forma autorizada por la OMC en un rango equivalente al promedio de incremento de costes esperado, pero habrá que adaptarlo a las necesidades europeas.
  • La actual reforma se presenta como una reforma a "medio camino" de la reforma definitiva que se convertiría a partir de 2020 y que ya se configura en dos bloques (profesional y asistencial). La PAC post-2020 se orienta hacia la "GESTIÓN DE RIESGOS" que necesariamente también tendrá que valorar la importancia del sector primario en el empleo y el relevo generacional.
  • La reforma actual configura una PAC orientada a "Resultados" (particularmente en el segundo pilar de Desarrollo Rural, donde los Indicadores de Resultados tendrán un papel clave), este hecho supondrá todo un cambio en su implementación, a menos que los Estados miembros quieren devolver las ayudas recibidas.
  • La nueva reglamentación de la competencia y, en particular el papel de las Organizaciones de Productores en Europa, parecen llamados a introducir un elemento clave de competitividad a la agricultura y ganadería europea en darles a ellos atribuciones efectivas de agentes del mercado . La posibilidad de negociar acuerdos comerciales de forma conjunta, con el límite previsible del abuso de la posición dominante, parece ir más allá de un simple reequilibrio en los eslabones de la cadena alimentaria. De prosperar la medida tendremos un reposionamiento de los actores agroalimentarios, industriales y de la distribución, que además, deberán encarar un horizonte 2020 en un contexto de comercio internacional previsiblemente más liberalizado. Se intuye una PAC transnacional en el horizonte europeo.
  • Se apuesta por introducir el concepto de agricultor activo en el ámbito de la PAC, concepto que muy posiblemente se acabará definiendo mediante una "lista negra" (lo que no lo es). En todo caso supondrá un primer intento de unificar la definición de empresa agraria a nivel europeo.
  • El Desarrollo Rural será cofinanciado, y justamente el porcentaje de cofinanciación acabará determinando el volumen de inversión (a más porcentaje menor inversión), ya que la partida financiera será invariable. En el contexto financiero actual, introduce un grado de incertidumbre relevante particularmente en el apartado relativo a infraestructuras.

 

Artículo publicado en La Drecera 135. Septiembre - Octubre 2012

Revista de la Patronal Agraria de Cataluña