El INSTITUT AGRÍCOLA sigue luchando por la defensa de la propiedad privada, el libre ejercicio de la actividad agraria y contra el excesivo intervencionismo regulador de la administración

 

Como es público y notorio, desde estas páginas siempre os hemos ido informando de todo lo que pasa y que, especialmente, se refiera o afecte al mundo agrario y la legislación o planificación que se esté tramitando. En poco tiempo el INSTITUTO AGRÍCOLA ha llevado a cabo numerosas actuaciones y gestiones respecto de varias de estas propuestas. Evidentemente no son las únicas, pero, por su alcance territorial, su contenido y la importancia que puede representar, queremos haceros en eco. Se trata de tres ejemplos que sólo deben ponerse en guardia al acecho de lo que se cuece. EL INSTITUTO AGRÍCOLA intentamos siempre estar atentos, pero también agradecemos la participación e información que de nuestros socios y simpatizantes nos hagáis llegar.


Comarca de l'Alt Penedès

Ordenanza tipo de movimientos de tierras en suelo no urbanizable para la mejora de fincas rústicas

Teniendo conocimiento de que el Consejo Comarcal del Alt Penedès estaba elaborando esta ordenanza tipo, el 10 de junio de 2011 del INSTITUTO AGRÍCOLA presentó una serie de observaciones. En especial para mostrar la disconformidad con la extensa y extrema regulación que se quiere dar a una acción-aportaciones de tierra para la mejora de fincas rústicas-que hasta ahora ya tenía su regulación-el Decreto número 396/2006-.

Parece que se quiera fiscalizar hasta un extremo desmesurado toda una actuación que ya, desde el principio, la Administración entiende que se hará mal. Y por eso se justifica con el establecimiento de una serie de condicionantes que rayan la legalidad, la lógica y todo sentido. Son ejemplos de la Ordenanza:

  • Tener que determinar las alineaciones y el sentido de las nuevas plantaciones. Aspecto este que muchas veces no se sabrá aún, pues el destino y uso del suelo agrícola (tipo de plantaciones, especie, etc) puede-y debería-decidirse posteriormente.
  • Percibir la Administración que todos los caminos, cualquiera que sea su titularidad-pública o privada-deben estar abiertos. Esto no será cierto en la mayoría de los casos, pues hay que tener bien presente y respetar la propiedad privada.
  • La presentación de un estudio de impacto paisajístico. Aparte de significar un sobrecoste, no tiene fundamento jurídico, pues este trámite se exige urbanísticamente para ciertas actuaciones en suelo no urbanizable (actividades deportivas o de ocio al aire libre, equipamientos y servicios comunitarios, infraestructuras de accesibilidad, servicios técnicos de telecomunicaciones, hidráulicos, residuos, agua, electricidad, etcétera), pero no por movimientos de tierra.

En el actual momento económico delicado para las empresas, y en especial las agrarias, que mayoritariamente son de pequeña envergadura, no se puede añadir la sumisión a un régimen burocrático y de tramitación desmesurado. Y más cuando una numerosa y reciente normativa (Decreto 106/2008 de medidas para la eliminación de trámites y la simplificación de procedimientos para facilitar la actividad económica, Ley estatal 17/2009 sobre el libre acceso a las actividades de servicios y el su ejercicio, Ley estatal 25/2009 que la desarrolla y la Directiva 2006/123/CE de servicios) va en sentido contrario: reducido las tramitaciones, gestiones, permisos, etcétera.

Por todo ello, aparte de pedir la anulación de la tramitación de dicha Ordenanza, haremos lo que esté en nuestras manos para que este celo regulador no se contagie ni continúe.


Comarca del Baix Llobregat

Plan Director de las Montañas "del Baix"

Durante estos últimos meses (mayo y junio) el INSTITUTO AGRÍCOLA ha ido recibiendo, de varios ayuntamientos del Baix Llobregat, la notificación de la aprobación definitiva del Plan Director de las Montañas del Baix.

Este Plan Director tiene sus inicios de tramitación del año 2004, cuando catorce municipios (Begues, Cervelló, Corbera de Llobregat, Gavà, La Palma de Cervelló, Pallejà, Sant Boi de Llobregat, Sant Climent de Llobregat, Sant Vicenç dels Horts, Santa Coloma de Cervelló, Torrelles, Vallirana, Viladecans y Olesa de Bonesvalls) acordaron llevar a cabo una regulación para la protección y gestión de las zonas agrícolas y forestales del Baix Llobregat que no quedaban incluidas dentro del Parque Agrario del Baix Llobregat. El alcance era de 12.082 hectáreas-un 95% de propiedad privada-.

Desde el primer momento este proyecto contó con la oposición firme y decidida del INSTITUTO AGRÍCOLA, de varias asociaciones de propietarios de suelo agrario de la comarca-alguna incluso creada entonces con esta finalidad-y por la mayoría de los propios propietarios y empresarios agrarios. Esto supuso que el proyecto quedara parado durante varios años.

Pero a mediados del año pasado-entre marzo y noviembre-los diferentes Ayuntamientos promotores aprobarlo inicialmente. Asimismo, se exponerlo públicamente. Ante esto, evidentemente, el INSTITUTO AGRÍCOLA presentó varios escritos de alegaciones. En especial por la falta de motivación de todo el expediente, de la excesiva regulación del suelo no urbanizable pretendida, la poca presencia y voz de los propietarios en todo y por la oposición a que se creara otro órgano fiscalizador de las actividades agrarias.

Sin embargo, los Ayuntamientos, desde mediados de marzo de este año han ido acordando aprobarlo definitivamente. En el momento de redactar este artículo no todos lo han aprobado, ni tampoco el Consejo Comarcal del Baix Llobregat-que es quien debe llevar a cabo, finalmente, la aprobación definitiva-

Consecuentemente, y dado que el INSTITUTO AGRÍCOLA no está conforme con esta aprobación, ha presentado recursos administrativos de reposición contra la misma. A modo de resumen, los argumentos son:

  • Se plantean unas medidas indeterminadas que se tendrán que concretar posteriormente. Por tanto, es del todo incierto lo que se plantea.
  • No entendemos el sentido de planificar y dirigir aún más las actuaciones en el territorio. Y más cuando ya existe un planeamiento general y municipal que lo hace. Dejamos a la propia autonomía municipal para que lo gestione y no creamos nuevos órganos gestores. Se vulnera el principio de mínima intervención por el que se regirán las administraciones públicas.
  • Falta de participación de los directamente afectados: propietarios y empresarios agrarios. Y esto debería llevarse a cabo, tanto a nivel individual como colectivo, a través de organizaciones empresariales como de asociaciones de propietarios ya existentes.
  • El planeamiento-o dirección, como se dice aquí-no puede ser una excusa para limitar las actividades agrarias, bloquear la libertad de empresa y dejar sin contenido el derecho de la propiedad privada. El régimen del suelo urbanizable debe ser el general, sin regular más de lo que ya está establecido. Nos opondremos, como es evidente, que se quiera establecer una "lista cerrada" de los usos permitidos en el suelo no urbanizable. Se debe permitir toda aquella actividad que favorezca y compense la baja y costosa rentabilidad de las actividades agrarias, estimulando la búsqueda de fórmulas alternativas de ingresos. Debemos huir de las ideas y concepciones "de blindaje" del suelo no urbanizable.

Por el momento, pues, a pesar del tiempo transcurrido desde los inicios de tramitación, el INSTITUTO AGRÍCOLA seguirá luchando por sus objetivos y los intereses de los propietarios y empresarios agrarios.

 

Comarca del Baix Llobregat

Propuesta de incluir las zonas húmedas del Delta del Llobregat en el "Convenio de Ramsar" y un nuevo Plan Especial de protección del medio natural y del paisaje

En febrero de este año el grupo parlamentario de Esquerra presentó una propuesta de resolución para incluir el Delta del Llobregat en el Convenio de Ramsa, apoyando al grupo ecologista DEPANA. Esta propuesta, demás, incluía, la redacción de un nuevo Plan Especial de protección del medio natural y del paisaje del Delta del Llobregat, así como la catalogación de Reserva Natural Parcial en los espacios, entre otros, de Can Sabadell, Remolar- regueros, la Murtra y la rerepineda de Gavà.

La Convención sobre los Humedales-también conocida como "Convenio de Ramsar" - es un tratado intergubernamental en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. Fue adoptada en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Evidentemente su inclusión conlleva limitaciones de los usos y aprovechamientos de las fincas, establecimiento de un órgano gestor, requerimientos de permisos y autorizaciones para desarrollar actividades, etcétera. Es decir, todo aquello de lo cual el INSTITUTO AGRÍCOLA discrepa y luchará para que no sea así.

Actualmente en Cataluña hay cuatro zonas incluidas: el delta del Ebro, los humedales del Alt Empordà, el lago de Banyoles, y las zonas lacustres de montaña del Parque Nacional de Aigüestortes y lago de Sant Maurici.

Afortunadamente, la propuesta de incluir el Delta del Llobregat fue rechazada por la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural del Parlamento de Cataluña, en la sesión de 27 de abril de 2011. De momento el pulso ha sido vencido, pero tenemos que estar atentos, porque volverán.


Artículo publicado en la Drecera 127. Mayo - Junio 2011
Informativo Agrario del INSTITUT AGRÍCOLA