La financiación de Red Natura 2000

 

Tal y como decíamos en la revista de septiembre - octubre 2011, el anterior Gobierno no tuvo demasiados miramientos para preservar y salvaguardar excesivamente el territorio. Fue fácil: proteger y proteger! ¿Qué problema había? Los gobernantes debieron pensar que no habían consecuencias-en todo caso malas-para proteger varias aves y una tercera parte del territorio catalán. Y ahora que se ha puesto tan de moda, más y mejor, una opción fácil para conseguir votos!

 

Y es que ahora se ve la inconsciencia de nuestros mandatarios: habían medidas para evitar una excesiva protección de la Red Natura 2000. Pero en ningún caso se llevaron a cabo. Se prefirió delimitar los espacios para beneficio de la naturaleza-algo genérico y lo común-que respetar las actividades del territorio-más específicas y personales-, generadoras de riqueza y desarrollo rural. Ahora salen los conflictos! En efecto, la conservación exagerada de nuestras tierras petrifica todo tipo de proyecto, condiciona las actividades agrarias y ganaderas, rindiendo los espacios únicamente para las especies-teóricamente silvestres-que viven.

 

Además-no seamos inocentes-todo espacio delimitado como Red Natura 2000, no se limita a ser una mancha verde en el plano cartográfico. Todo lo contrario. Requiere-por imperativo de la normativa comunitaria-de unas directrices y políticas de gestión específicas a fin de "conservar correctamente los espacios". Pero, señores políticos, ¿se han parado a pensar los gastos que conlleva el mantenimiento de dichos espacios? Es increíble que además de detener proyectos económicos-unos de los más emblemáticos el canal Segarra-Garrigues-, ahora se haya de invertir en el "bienestar social" de las especies en detrimento de las personas. Porque hay que ser claros al respecto, no hay, ni habrá, ningún tipo de financiación procedente de Europa.

 

No más engaños! A pesar de los rumores constantes de la aportación de dinero y ayudas provenientes de los fondos europeo, la realidad es que la financiación de los espacios de la Red Natura 2000 corresponde única y exclusivamente a los Estados Miembros.

 

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, en su versión del 2010-que básicamente actualiza y moderniza la versión originaria de 1957 - establece claramente en su artículo 192.4, que serán los Estados los que deben financiar su política medioambiental:

VERSIÓN CONSOLIDADA DEL TRATADO DE FUNCIONAMIENTO DE LA UNIÓN EUROPEA
Artículo 192.4 (antiguo artículo 175 TCE)
Sin perjuicio de determinadas medidas adoptadas por la Unión, los Estados miembros tendrán a su cargo la financiación y la ejecución de la política en materia de medio ambiente.

 

Por lo cual, toda la superficie que Cataluña incluyó dentro de la "Red Natura 2000" debe ser "mantenida" con dinero propio. Sin que de Europa esperamos-ni podemos-recibir nada. Por lo tanto, de dónde saldrán? Como piensan pagarlo? Es indignante que los Señores políticos gobiernen y actúen sin prever las consecuencias de sus actos! Como siempre, tenemos que sufrir las secuelas de una gestión pésima del dinero público y de las utopías medioambientalistas sin que se asuman responsabilidades! Y es más, la Unión Europea sí puede pedirnos cuentas respecto que hemos hecho para proteger los espacios y la financiación existente.

 

Un claro ejemplo es el proyecto del canal Segarra Garrigues, que se ha visto en buena parte paralizado por haber querido delimitar buena parte de la zona que optaba a ser regable como "Red Natura 2000". Su repercusión inmediata y directa fue la imposibilidad de riego. A tal efecto, los planes de gestión de dichos espacios protegidos previstos una serie de medidas de conservación para las aves y unas "indemnizaciones" compensatorias por los propietarios que no puedan regar. En la "Atajo" anterior estas "compensaciones" las calculamos, por lo menos, en 600 millones de euros.

 

600 millones de euros = 1,4 veces el presupuesto de gasto del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural para el 2011.

 

El dato es suficientemente impactante como para hacer muchos comentarios. No queremos pensar en el coste real y efectivo de todo! Y como lo piensa pagar el Gobierno? o es que continuarán alargando la agonía y desazón de los empresarios agrarios con falsas promesas de unas "compensaciones" que no llegan nunca? Con esta situación sólo se lleva a la exterminación total de cualquier actividad económica. Esto es lo que quieren? es lo que queremos? Nosotros no. Evidentemente, desde el INSTITUTO AGRÍCOLA, exigimos la responsabilidad política y económica del Gobierno en este follón en que nos han puesto.

 

A estas alturas lo único que pedimos es claridad y transparencia. Se acabó todas las "falsas promesas" fundamentadas con que el dinero debe venir de Europa, y empezar a tomar medidas drásticas que no hipotequen el futuro, o peor, hagan desaparecer, nuestras actividades del territorio.

 

 

Artículo publicado en La Drecera 130. Noviembre - Diciembre 2011
Revista de la Patronal Agraria de Cataluña