1. ANTECEDENTES 1800 – 1850.

La Desamortización.

Esta estampa, donde buena parte de la burguesía rural – herederos hacendados, alcaldes- iban a pagar los censos y otros tratos al monasterio –generación tras generación- desaparece a principios del siglo XIX, con las diferentes desamortizaciones de los bienes monásticos y del clero. La primera fue llevada a cabo por el ministro librecambista formado en Inglaterra y de ascendencia judía, Juan Álvarez Mendizábal, auténtico diablo para los ciudadanos católicos y conservadores.

A la Sala Capitular del Monasterio de Santa María de Poblet, el padre ecónomo en presencia del Abad, asienta los cobros. Bien entrado el siglo, ya desde 1835, desaparece este señorío jurisdiccional y vasallaje y, mediante la subasta pública del estado, la burguesía y los payeses con cierto poder adquisitivo, compran la tierra. Este acceso a un mayor control de la tierra de cultivo por parte de la sociedad civil es el inicio de la lenta y conflictiva modernización del país, aunque  a lo largo del siglo, seguirán las quemas de conventos y las matanzas de frailes. Desde este momento, prevaldrán las chimeneas industriales por encima de los campanarios y de las iglesias.

Esta situación es causa y origen de la mayoría de peleas y guerras civiles del siglo XIX. Barcelona, cerrada en sus murallas, empieza a despertar mientras la payesía entra y sale, alimentándola con sus mercaderías y sus no herederos “cabalers”. Mariano José de Larra escribe: “Búsquese la burguesía, la clase media, la industria y el comercio en Barcelona o Cádiz, y no en Madrid, donde solo hay clases muy altas o muy bajas”. El 14 de mayo de 1834 se promulga un real Decreto para promover las “Sociedades Económicas de Amigos del País”, a pesar de que ya existen en Cataluña desde 1777.

De estas sociedades y de la Junta de Comercio barcelonesa, surgió la idea de la necesaria creación de unos institutos que desarrollaran las actividades productivas. El 1848 se fundó el INSTITUTO INDUSTRIAL DE CATALUÑA, y al año siguiente en París el INSTITUT AGRONOMIQUE, “Il veut étudier soigneusement et à fond les questions qui se rattachent à la culture de la terre et à l’economie du bétail“. Ramon de Casanova hizo el estudio posibilista de un instituto al servicio del campo, con estas características, idea que comparte con Joaquim Desvalls i Sarriera, el Conde de Fonollar e Isidoro Angulo. Se hacen diferentes reuniones en la Diputación de Barcelona y se crea una comisión encargada del estudio de las características que debería tener y también se redactaron unos estudios.

 

 

Las Sociedades Económicas de Amigos del País.

La niña Isabel II aguantada por caminadores por la Reina Regente María Cristina, tiene en sus manitas un cetro enorme y pesado estirado, de un lado por el sector más conservador del país y del otro, con unas gruesas sogas, por los más liberales, afrancesados y masones.