ESTADOS UNIDOS,

POTENCIA AGRÍCOLA

 

 

En este último mes hemos visto cómo los Estados Unidos fir maba un histórico acuerdo comercial con unas implicaciones muy importantes para el sector agrícola estadounidense y, por extensión, para el sector agrícola global. Por otra parte, y por su excepcionalidad al contar con una doble vocación Atlántica y Pacífica, los Estados Unidos también están en proceso de negociación de un tratado de una voluntad similar con sus socios Europeos y donde el sector agrícola jugará también un papel clave. Es por ello un momento perfecto para hacer una buena radiografía de algunos aspectos que caracterizan el potente sector agrícola estadounidense. Además, cabe destacar que los Estados Unidos, desde su fundación, siempre le ha dado una importancia estratégica en el tema agrícola que siempre se ha visto como un sector clave en la economía ya por muchos de los padres fundadores como George Washington o Thomas Jefferson.

Mapa del 1922, hecho en Chicago (centro neurálgico del sector agrícola), con la distribución de la agricultura en los Estados Unidos.

 

Fuente: Armour& Co.

El último censo que se hizo del sector agrícola en EEUU, por parte del Departamento de Agricultura (USDA), fue en el año 2012 y un resumen de este da una visión general a la estructura general del sector. En resumen, en 2012, el valor de las ventas del sector agrícola fue el más alto jamás registrado, con las ventas tanto de cultivos como de ganado con niveles récord. Según el USDA, la renta agraria fue mayor que en 2007, pero también lo eran los gastos de producción. Los aumentos en los ingresos no benefician a todos los sectores por igual, y la producción y las ventas se concentraron a menudo geográficamente o por categoría finca o industria. Las ventas de cultivos superaron las ventas de ganado por segunda vez en la historia del censo.

Ventas del sector agrícola de EEUU: cultivos y ganado (1974-2012)

Fuente: USDA, 2012 Census of Agriculture.

Las granjas americanas vendieron casi 395 mil millones de dólares en productos agrícolas. Comparado con los 297 mil millones del censo de 2007, representa un aumento del 33%. Dentro de este incremento, la parte importante del crecimiento es para los cultivos que suman 69 millones más en el periodo por 29 mil millones por parte del segmento de la ganadería, con un aumento del 48% y del 19% respectivamente para el periodo 2007- 12 (ver Tabla 1). La agricultura representó el 54% de las ventas agrícolas en 2012, un poco más de lo que representaba hace 5 años.

 

Tabla 1: Estructura de las ventas del conjunto del sector (2007 vs. 2008)

Fuente: USDA, 2012 Census of Agriculture.

 

A nivel de distribución, en los Estados Unidos es un país de dimensión continental donde conviven diferentes tipos de climas y entornos diferentes y por lo tanto una gran variedad y extensión de cultivos repartidos de manera bastante heterogénea dependiendo del Estado en cuestión. Trece estados (del total de 50) producen más de 10 mil millones en productos agrícolas en 2012, lo que representa un 62% de las ventas totales del sector que como se observa están relativamente muy concentradas (ver Tabla 2).

Tabla 2: Distribución de la actividad agrícola (ventas totales) por Estado

Fuente: USDA, 2012 Census of Agriculture. Nota: La tabla utiliza billón anglosajón (10 ^ 9). Sólo se han incluido aquellos Estados con más de 10 mil millones en ventas. Las ventas totales en 2012 fueron de 394 mil millones de dólares.

Es cierto que prácticamente todos los condados del país tienen una pequeña parte de producción agrícola pero la intensidad varía mucho según las zonas, como se observa en el mapa de la distribución de ventas del sector agrícola por condado. Esta concentración se hace evidente en estados como California que concentra 9 de los 10 condados con más ventas agrícolas -sobre todo por la incidencia de productos de alto valor añadido, como el vigente que representan el 7% del total de ventas de productos agrícolas. Sólo el condado de Fresno, tuvo ventas por 5 mil millones de dólares, una cifra superior a la de 23 Estados (ver Tabla 3 y mapa). A parte del Estado de California, la actividad agrícola en Estados Unidos se concentra en los bordes de los dos grandes ríos -Mississipí y el Missouri- que cruzan el país de norte a sur, concentrando la actividad agrícola y ganadera en Estados como Iowa, Texas, Minnesota, Nebraska o ambas Dakota.

Tabla 3: estructura de las explotaciones agrarias por volumen de ventas (2012)

Fuente: USDA, 2012 Census of Agriculture

 

Respecto al tamaño ya la organización general del sector, la mayoría de las explotaciones son pequeñas, pero el valor de la producción agrícola se concentra en un número relativamente reducido de grandes granjas y explotaciones que marca el ritmo y las grandes dinámicas en cada uno de los subsectores. Con datos del último censo de 2012, el 75% de todas las explotaciones tuvieron una facturación de menos de 50.000 dólares pero juntas estas granjas producen sólo el 3% del valor total de los productos agrícolas. Esto es, en parte, por el gran número de pequeñas explotaciones y cultivos. En contraste, sólo un 0,5% de las explotaciones agrícolas tuvieron ventas de más de 5 millones de dólares (grandes explotaciones), pero estas pocas granjas producen el 32% del valor total de todos los productos agrícolas vendidos. Granjas con ventas de 1 millón de dólares (el 4% sobre el total de explotaciones) que suman el 66% del valor total de la producción (ver Tabla 3). Sin embargo, la distribución de las grandes explotaciones no se distribuyen de manera homogénea por todo el territorio: Estados en la costa de Nueva Inglaterra o del sureste tienen una mayor proporción de granjas con ventas inferiores a 50.000 dólares; por el contrario, los Estados del medio oeste, en la parte alta del Misisipi-Misuri, cerca de la mitad de las explotaciones tienen ventas de 50.000 dólares o más.

Por último, la naturaleza y la evolución en los diferentes cultivos y sub-segmentos no han sido iguales en todo el sector. Aunque tanto las ventas de cultivos y ganado aumentaron en 2007-2012, no todos los sectores de materias primas se beneficiaron. Entre los productos básicos, la categoría de cereales y oleaginosas tuvo el mayor aumento (+ 70%), pero incluso dentro de esta categoría, los cultivos varían ampliamente, con soja aumentando un 91%, 69% del maíz y el trigo un 48%. Otras materias primas tuvieron aumentos mucho más pequeños, y el valor de los productos de vivero / invernadero disminuyeron. En el sector ganadero, las ventas de ganado y terneros (25%) y porcinos (25%) tuvieron los mayores incrementos porcentuales.

 

 

Artículo publicado en La Drecera 153 Septiembre - Octubre 2015

Revista de la Patronal Agraria de Cataluña