Skip to main content

El sector agroalimentario del Baix Llobregat supone el 7,2% del PIB comarcal y ha crecido de forma equilibrada con más tecnificación en las explotaciones y con la introducción de nuevos cultivos.

En este sentido , saludamos positivamente el pacto de los ayuntamientos y organizaciones del sector para impulsar un hub alimentario en la comarca, que haga de revulsivo y garantice la agricultura de proximidad de Barcelona.

Por lo que, es imprescindible dotar de seguridad jurídica a las inversiones, siendo una de las prioridades la actuación en el sistema hídrico, a fin de poner punto y final a las constantes inundaciones de los terrenos cuando se producen lluvias más o menos considerables .

La ACA debe ejecutar las obras de canalización e infraestructuras que son reivindicación del sector y que durante años no se han realizado .

Por otra parte, la ampliación de la ZEPA obligaría al abandono de la agricultura de alta eficiencia porque es imposible mantener la actividad con un régimen de protección que avoca a la ruina a las empresas del sector con pérdidas de hasta el 30%, lo que implicará la pérdida de proyectos e inversiones .

Por estos motivos , _ oponemos a la ampliación de la ZEPA para que compromete la seguridad alimentaria del Área Metropolitana de Barcelona y para que la mejora del medio ambiente no pasa por deteriorar la industria agroalimentaria de proximidad .

No ampliar el aeropuerto y la ampliación de la zona ZEPA son dos medidas que van en contra del futuro de Catalunya. El Gobierno de Cataluña debe ser valiente y encabezar uno de los proyectos más emblemáticos de los últimos años que harían posible una inversión de 1700 millones de euros y la creación de miles puestos de trabajo , reordenando el territorio sin arruinar una industria con posibilidades de crecimiento.

Agosto 2022